‘Vivir plenamente hacia lo interior igual que hacia lo exterior, no sacrificar nada de la realidad externa en beneficio de la interna y viceversa.’
(Etty Hillesum)

Erotismo

Regalito de Julia para Singulares






Imagínate frente a esta ventana.
Supón que no tienes prisa y que, casi sin darte cuenta, te dejas embaucar por el color de estas estrellas.
Y te emocionas porque sabes que su tacto es suave... y porque, a cada rato, todo cambia a medida que el Sol cambia su intensidad.
Y sientes tu cuerpo vibrar cuando tu vista reconoce los farolillos que, debajo de las estrellas, dan color a la ventana.
Y, al pensar en los regalitos que se esconden en cada estrella y en cada farolito, te entran ganas de jugar.

...


Imagínate caminando por la ciudad.
Y, de pronto, casi sin darte cuenta, te fijas en las hojas del otoño que se mueven sinuosas al son del viento.
Te dejar atrapar y te detienes...
Disfrutas con su color y su movimiento...
Tu interior baila junto a las hojas.
Te dejas acariciar por el viento...
El tiempo se detiene y, por un instante, casi se te olvida que tienes prisa.
Y sigues caminando con el gustito de ese encuentro pegado en tu piel.
Y sonries.

video

...

Imagina que te levantas un domingo para manifestarte a la puerta de tu hospital.
Cuando llegas, la gente te habla, te toca, te ofrece su mano para que te calientes y te invita a bailar.
Poco a poco, entras a formar parte de ese halo de comunión y sientes como tu cuerpo se suelta.
Te brillan los ojos, te emociona la cercanía de los cuerpos y sientes como la fuerza de tu voz cosquillea tu garganta.


...

Para terminar, imagina que no te dejas atrapar por esa visión patriarcal que estereotipa tu sexo y tu sexualidad, y que, de pronto, tu cuerpo se abre a ese erotismo que puede presentarse de forma imprevista en cualquier momento o lugar.
¿Te imaginas cómo sería vivir así?

4 comentarios:

arponauta dijo...

no.

Graciela dijo...

Vaya, Arponauta, ¡qué rotunda! Besos.

patricia t cañada dijo...

¡qué placer dejarse llevar, acariciar y sentir por todo lo que cuentas!

gracias

Anónimo dijo...

Que preciosidad! me voy a dar el paseo de otra manera! Gracias!!! Besos desde la sierra con babas de bebé y escarcha en el trigo recien nacido.julia