‘Vivir plenamente hacia lo interior igual que hacia lo exterior, no sacrificar nada de la realidad externa en beneficio de la interna y viceversa.’
(Etty Hillesum)

Apertura

El domingo pasado, cuando tomé el autobús, oí a la señora que estaba sentada a mi lado decir que pensaba ir hasta el final del trayecto.
Al escucharla, le avisé de que sería difícil que el autobús llegara hasta el final porque había una manifestación y seguramente solo podríamos llegar hasta Atocha.
Ella despotricó contra la cantidad de manifestaciones que hay en la capital, señalando el perjuicio que eso genera en la movilidad de la gente.
Dijo, además, que las manifestaciones debían hacerse en todo el territorio nacional y no centrarse tanto en Madrid.
Ante esto, le expliqué que esta manifestación era por la sanidad madrileña, con lo que tenía sentido hacerla en Madrid.
Ella iba con un bastón y parecía realmente perjudicada. Comprendí que lo que decía no era solo una pataleta. De hecho, yo también he vivido alguna vez este tipo de desazón.
Decidí escucharla con cuidado y atención y siguió contándome cómo se sentía.
Justo antes de bajarme, le dije que la entendía pero que, a pesar de ello, yo iba a esa manifestación porque me parece que es algo que vale la pena defender.
Y, ante mi sorpresa, me dijo: ¡Claro, si lo comprendo, es que la sanidad no se vende!
Me alegró escucharla y no haberla encasillada de antemano en una postura estanca.
Y me bajé del autobús con un sonrisa.

3 comentarios:

Alson dijo...

Si es que una misma realidad tiene dos caras... ;o)

Lenteja dijo...

Pues yo el otro día discutí con una Sra en el autobús que decía que "las manifestaciones debían estar prohibidas y a ver cuándo empieza la policía a poner orden de verdad" y además lo decía en alto para tener público. Yo no sé si me quedé mas consternada,cabreada o estupefacta. Ella se puso como una furia y yo hice un ejercicio práctico de contención y educación( que me costó, la verdad). El resto de viajer@s ni abrió la boca, aunque alguno me guiñó un ojo...con cara de "déjalo estar..."
Besos.Lenteja

coeducando dijo...

Cuánto aprendo de lo que cuentas! Mil gracias y ánimo para la lucha! Laura