‘Vivir plenamente hacia lo interior igual que hacia lo exterior, no sacrificar nada de la realidad externa en beneficio de la interna y viceversa.’
(Etty Hillesum)

Grito mudo

Hoy fui a Toledo.
Fui a un hospital público a visitar al médico que, tras dar muchos tumbos, me ha dado la confianza que necesitaba a la hora de tratar y afrontar mi enfermedad.
Fui con cierta precaución porque, tal como van las cosas, temía que este servicio no siguiera funcionando como hasta ahora.

En la estación de RENFE cogí un taxi.
En la radio escuché que las urgencias hospitalarias de Castilla - La Mancha están más que saturadas.
Sentí un sobresalto.

No es un sobresalto nuevo.
Es un sobresalto que me acompaña desde hace unos años.
Toma cuerpo cada vez que escucho alguna medida o situación que indican que los recursos fundamentales para la supervivencia humana se están yendo al garete.
Y esto pasa practicamente todos los días.
Es un sobresalto teñido de rabia porque sé que esto pasa por la avaricia, la rapiña y la deshumanización de unas cuantas personas que, para mi asombro, son precisamente quienes dictan las reglas de la gestión de nuestros recursos y países.
Es un sobresalto hecho también de miedo porque no parece que este desmantelamiento parezca tener fin.

El taxista suspiró al oír la noticia y se calló.
Sentí el peso de su silencio.
Sentí el aire espeso por el peso de tanto silencio.
Es un silencio que asusta y me confunde porque, si no fuera por la tristeza que veo en los ojos de tantas personas por la calle, a veces parece que no pasa lo que en realidad pasa.

Echo en falta más voces que traigan oxígeno a tanta espesura...
Echo en falta más gritos, poemas, pintadas, canciones... que digan, lo digan.
Echo en falta más gente dispuesta a compartir su pena, su dolor, su rabia, su miedo, su impotencia...
Echo en falta más gente dispuesta a dar un sentido creativo, político y comunitario a su pena, a su dolor, a su rabia, a su miedo, a su impotencia...

Echo en falta mi propia voz...
Echo en falta la fuente que desata tanto grito mudo...

3 comentarios:

barutarroba dijo...

creo que entiendo tu rabia y tu deseo, los míos tienen texturas parecidas, te agradezco tus palabras,besos

don vito andolina dijo...

Hola, preciosas y concisas letras desnundan idilicamente la pura germinal belleza de este blog, si te va la palabra encadenada, la poesía, te espero en el mio,será un placer,es,
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
gracias, pasa buen día, besos truhanes...

Lázuli dijo...

Yo también echo en falta esas mismas voces y también la mía propia porque a veces, me entra una desazón tan grande que no encuentro las palabras...