‘Vivir plenamente hacia lo interior igual que hacia lo exterior, no sacrificar nada de la realidad externa en beneficio de la interna y viceversa.’
(Etty Hillesum)

Clásicos de mi niñez...

Un día escuché a una mujer decir que son clásicas aquellas obras que, cada vez que nos acercamos a ellas, nos hacen conectar con nuestro presente. En ese sentido, son obras que no envejecen.
Eso es lo que siento con tres canciones que fueron significativas para mí en mi niñez y que, aún hoy en día, cada vez que las escucho me mueven algo en el presente, me emocionan como si fuera la primera vez que las escuchara.
La verdad es que ahora, con el tiempo, me hace gracia que me gustaran este tipo de canciones siendo niña.

Una de estas canciones es 'Alegría, alegría' de Caetano Veloso. Me encantaba eso de 'caminhar contra o vento sem lenço nem documento' (caminar contra el viento, sin pañuelo ni documento), me sentía libre al escucharlo:


Otra de estas canciones es 'cry, baby' de Janis Joplin. Aún recuerdo la imagen de Janis cantando esta canción en televisión y la fuerza que desplegaba. Creo que lo que me enganchó entonces fue su rebeldía y la potencia de la voz en una mujer:



Y, finalmente, 'here comes the sun', de The Beatles. Canción que, junto a otras niñas de séptimo de primaria, nos sirvió para hacer una coreografía en clase de Educación Física. Fui la que propuse esta canción. No paraba de escucharla desde que un amigo algo mayor que yo me la grabó en una cassette:

3 comentarios:

patricia t cañada dijo...

Ay Graciela, qué preciosidad.

besitos

Morgana dijo...

... yo a Joan Manuel Serrat... Gracias por estos regalazos.

Besos!

Guille dijo...

vibra el alma