‘Vivir plenamente hacia lo interior igual que hacia lo exterior, no sacrificar nada de la realidad externa en beneficio de la interna y viceversa.’
(Etty Hillesum)

Normalidad

Me asomo a la ventana, camino por las calles, leo, escucho, respiro...

Parece como si el aumento constante de la mendicidad, de las calles sucias y de la contaminación del aire fuera normal.
Parece como si el dolor de las familias sin techo, sin comida y sin capacidad para dar cobertura sanitaria a sus enfermas y enfermos fuera normal.
Parece como si la especulación arrolladora de los alimentos, de nuestros sueños, del futuro fuera normal.
Parece como si la reforma de la administración local fuera normal.
Parece como si los centenares de muertos que se descomponen en el Mediterraneo fueran normales.
Parece como si el agotamiento de este planeta y el riesgo evidente de que la vida humana deje de ser viable fueran normales.
Parece como si el nuevo código penal, la criminalización de cualquier forma de protesta y el fascismo que asoma la cabeza fueran normales.
Parece como si la deudocracia y el titubeo estadounidense en este juego fueran normales.
Parece como si la esclavización del trabajo y esa soledad que nos invade fueran normales.
Parece como si considerar la venta de automóviles y obviar la felicidad como indicadores de riqueza fuera normal.
Parece como si seguir la normalidad de nuestras vidas en este momento de la Historia fuera lo normal.

¿Se trata de perplejidad, de miedo, de una forma de resistencia, de amor a la vida vivida, de agotamiento o de simple desidia?

4 comentarios:

arponauta dijo...

agotamiento, la vida es agotadora :-(

Guille dijo...

A ver..
A mi leyendo esta entrada me surge comentarte algo acerca de la mirada..
De nuestra mirada..De responsabilizarnos de nuestra mirada.
Yo entiendo tu perplejidad amor!! Como la entiendo!! Yo también la siento!!
En tu entrada de hoy yo percibo perplejidad y un destello de desanimo que seguro que es solo momentaneo y una cosa de hoy.. A mi me pasa que otros dia percibo conversaciones y gestos cotidianisimos en gente de todo lo contrario a la normalidad..
Mucha gente sigue con la vida, es verdad, compra sin parar, deja de leer los periódicos, se embadurna de caramelo y desidia..Lo que sea..
Y a mi me surge (según el dia , juzgar implacable) "la gente ..ay la gente..pero es que la gente deberia...tatata..o la gente debería..." y en realidad la gente estamos haciendo un montón!! La gente hace lo que puede!!!
Se ha normalizado la violnecia sistémica.. Pero mi mirada (depende del dia) es vital para ir tirando..
ay me he explicado horrible Gra.. Estoy Oxidado como le dijo Marilo Montero a Anne Igartiburu

animo!!!
vamos palantee

Graciela Hernández Morales dijo...

Arponauta, cómo entiendo ese cansancio... Me pregunto cómo hacer para seguir en contacto con lo que pasa sin desfallecer...
Guille, solo quería hablar sobre la perplejidad que me produce saber que están pasando cosas terribles que dejaran huella profunda en nuestras vidas y que, en cambio, más allá de algunas protestas o resistencias, tienden a fijarse en el paisaje como algo normal. No hablaba de la 'gente', hablo de mi también y de mis ganas de entender qué hace posible que esto ocurra de este modo.

Guille dijo...

Darling!! Es verdad..El que hablaba de la gente era yo en mi coment jej..

: )