‘Vivir plenamente hacia lo interior igual que hacia lo exterior, no sacrificar nada de la realidad externa en beneficio de la interna y viceversa.’
(Etty Hillesum)

No ser...

Dentro de unas semanas cumpliré 49 y no tengo hijas ni hijos.
Hay gente que, sin saber qué me ha llevado a no ser madre, me mira con pena, me dice que soy valiente o me amenaza diciéndome que me voy a arrepentir. Son actitudes que me hablan de ideas preconcebidas sobre la maternidad y la no maternidad que, cuando toman fuerza, dejan en la penumbra la singularidad de cada mujer.
El NO SER madre, hoy por hoy, no significa casi nada para mí, por el simple hecho de que se trata de un hecho que no forma parte de mi vida.
Traigo esto aquí porque, más allá de la negociación que cada mujer haya hecho consigo misma a la hora de prescindir de la maternidad, veo mucho sufrimiento por lo que podría haber sido y no es, o sea, mucho sufrimiento por algo que no forma parte de la propia vida y que, cuando se hace grande, puede llegar a bloquear lo que sí es, sí existe y sí puede traer felicidad y sentido vital.
Ante esto, hice este poema que tal vez ayude a una reflexión más ligera sobre esta realidad porque, más allá de si una mujer es o no es madre, la vida sigue:



Nombran  la que no soy
indagan en la quimera de la nada
rebuscan  dónde nunca pisé

Disertaciones estériles
No
Nunca
No soy madre

Silencio
opacidad en espejo hueco

Irreverencia
Me rio de esa maraña de ensueños
Elijo ser la que soy

Bailo

Con mi vientre plano
saboreo los sonidos que acunan
la fertilidad de mi vuelo

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Bueno..Dentro de 30 años ..Yo los domingos te llevaré flores y a pasear en tu silla de ruedas con una mantita de flores de colores...Y le tiraremos miguitas de pan a las palomas mientras me recitas este poema de memorieta y yo te digo.."que bonito, mami..." y tu de destornillaras de risa viva...
Seremos una familia disfuncional super curiosa.
Guille
tq

Anónimo dijo...

Cruci!
retiro lo de la silla de ruedas
.......o no ..iremos en silla de ruedas pero solo por diversion y nos turnaremos

un besin

el poema sabe rico....una pasada

Anónimo dijo...

gracias de nuevo, graciela
un beso, juan
pd: otro beso para guille

Gema Palomo Ramírez dijo...

que hermoso graciela ¡ bello el poema y contundente el mensaje ¡¡ un abrazo enorme y gracias por compartirte así

Rosa Mª Solano Fernández dijo...

Besos, Graciela.

Te deseo lo mejor, un regalo precioso tu poema.

barutarroba dijo...

precioso lo que cuentas y el poema. Justo me perdí esta sesión porque acababa de ser padre.
besos, ya a los 49
y besos para Guille, que bueno saber de tí por estos lares

Blau dijo...

acabo de cumplir 44 y creo que me miran igual que a ti. Vaya!

Un beso y feliz año.

ISA dijo...


No hagas caso de lo que digan o lo que piensen los demás. Ser madre o no es una opción más que una mujer tiene en la vida y no hay que dar más explicaciones.
A pesar de ser madre de 4 hijos, veo con pena a las que se debaten entre hijos si / hijos no, o a las que siguen tratamientos dolorosísimos para poder serlo.
Se me antoja, frivolizando un poco, algo así como si yo quisiera ser la Baronesa Tyssen y tener buena relación con único hijo.

Cuando las cosas no pueden ser, no pueden ser y ya está.
Me parece a mí.

l_blue dijo...

Bellísimo poema, con todo mi acuerdo. Nada que explicar, nada que entender, vivir es lo que tenemos.
Carmen