‘Vivir plenamente hacia lo interior igual que hacia lo exterior, no sacrificar nada de la realidad externa en beneficio de la interna y viceversa.’
(Etty Hillesum)

Cuestión de altura...


Están de moda los tacones muy, muy, muy altos.
Es una moda que toca el corazón coqueto de mujeres diversas.
Cada día veo tobillos imposibles haciendo malabarismos para sobrevivir la jornada.
Esa imagen me remueve y no termino de saber bien por qué.

Creo que tiene que ver con el poder.

¿Qué hay detrás de la decisión de cada mujer que los usa y que parece hacerlo con gusto y orgullo?
¿Qué hace que una mujer decida andar limitando sus pasos de ese modo?
¿Es verdad eso de que una mujer con tacones gana poder? ¿Dónde nace ese poder, poder sobre qué, ante qué, para qué?

Sí, parece que lo que quiero decir tiene que ver con el poder.

Quizás por mi ceguera o ignoracia, más que a mujeres poderosas, lo que veo en estas imágenes son a mujeres habitadas por lo que otros han pensado para ellas.
Me cuesta pensar que una mujer que habita su propio cuerpo escuchándolo, cuidando y amando su posibilidad de movimiento opte por esta prenda.
Tal vez es que hay algo que se me escapa y no termino de entender.

Pero sé que en todo esto hay algo que tiene que ver con el poder que no consigo descifrarlo en toda su profundidad.
O quizás, simplemente, es que necesito ver a mujeres sabias, robustas y rotundas tocando firmemente el suelo que pisan, moviéndose libremente en cada paso que dan, y esto es me resulta muy difícil cuando me pongo unos tacones tan altos.

El caso es que hay algo que se me remueve cuando veo a mujeres usando este tipo de tacones.
Sé que puede parecer superficial esta reflexión, pero, aunque no tenga muy claro qué es eso que me remueve, sé que se trata de algo sustancial.

1 comentario:

Ajolin dijo...

Les dicen que tienen poder... pero no es cierto. Simplemente están sometidas a la presión de ser la "gran hembra"