‘Vivir plenamente hacia lo interior igual que hacia lo exterior, no sacrificar nada de la realidad externa en beneficio de la interna y viceversa.’
(Etty Hillesum)

Empezar.

Llevo unos días dedicada a dar forma a mi nueva creación: SINGULARES.
En realidad, SINGULARES ya existe desde hace tiempo, sólo que ahora le estoy dando un espacio donde ubicarla y dejarla crecer.

Estoy cansada, casi agotada, ¡es increíble todo lo que he llegado a hacer y pensar en un solo día!
Pero la energía, como aprendí en la escuela, no desaparece, sólo se transforma.
La verdad es que la siento multiplicarse.
Cada día, tras sentirme desfallecer, saco fuerzas justo allí donde pensaba que ya no tenía.

Como bien sabéis, mientras estoy creando este espacio, el fondo es lúgubre.
Siento, en cada paso que doy, la sombra de la debacle económica, ecológica, humana...
Y no es fácil, no me es fácil, sacar una proyecto adelante cuando se apuntala un futuro oscuro y tan sumamente inestable.

Pero, como ya os dije, la energía sigue ahí, multiplicándose.
Es la energía que nace del deseo.
Es la energía que nace del sentido.
De algún modo, este proyecto es mi respuesta a tanto desastre.
Es una respuesta hecha de amor al mundo, a los vínculos, a la vida...

Y así ando, aprendiendo a colocar los miedos en ese lugar que no avasalla al deseo, a entender que la vida implica riesgo e imprevisibilidad.
Y así camino, sin nada que, hoy por hoy, me detenga.

3 comentarios:

Morgana dijo...

Ánimo Graciela, todos los comienzos son un pelín desconcertantes. Esta aventura merece la pena!

Una abrazo (y una taza de té con compañía)

Besos!

Anónimo dijo...

Gra, muchas gracias por seguir adelante con este deseo tuyo del que también vamos a disfrutar quienes te queremos y deseamos seguir aprendiendo contigo.
besos
tati

patricia t cañada dijo...

Me encanta que le pongas palabra a todo, a tus miedos, al entorno, a tu deseo.... ¡Qué lujo tenerte cerca!

besitos